Revisando los Rincones

Publicado por Mocker , sábado, 6 de noviembre de 2010 13:40

Don McLean: "American Pie" (1971)

“El día que murió la música”, bajo esta frase, quizás demasiado exagerada y por que no también grandilocuente, se conoce a uno de los más trágicos accidentes que se dieron en la historia del rock. Este título fue acuñado por el cantautor Don McLean en una estrofa de su canción “American Pie” a raíz de la tragedia aérea del 3 de Febrero de 1959 que se llevó la vida de tres referentes de la gestación de los primeros acordes del rock and roll como son Ritchie Valens, creador de “La Bamba”, The Big Booper, y el mas conocido de ellos -quizás también el mas inocente- Buddy Holly. La frase luego fue utilizada como estocada final por parte de la prensa para representar el fin de los ´50 y con ello a los íconos del rock and roll como Elvis Presley que entraba al ejercito en el pico de su carrera, Chuck Berry que fue arrestado, por su parte Little Richard se aboco a la religión, Jerry Lee Lewis también tuvo problemas legales y Buddy Holly sufría este deceso. Sin embargo, la mirada más romántica del título se debe a la figura de Holly, un chico muy tímido, con gafas bien grandes y una imagen de nerd que no despertaba ningún tipo de suspiro por parte de la platea femenina, pero que gracias a la inocencia de sus letras y la visión romántica de las mismas, como así también la composición de sus temas, despertó no sólo en el público la más profunda admiración, sino también por parte de sus contemporáneos y músicos venideros.

Uno de los recientes mencionados es Don McLean que dedicó esa canción a Holly más allá de que en futuras entrevistas negara siempre el verdadero significado de la misma. Sin embargo, adjudicarle un sólo sentido a “American Pie” sería sólo ver el árbol y no el bosque, ya que resume parte de la idiosincrasia y de la historia americana. Esto es tan así que “American Pie” fue reconocida como una de las mejores canciones del Siglo XX posicionándose en el puesto N° 5 y acentuando la importancia que tiene como patrimonio musical y cultural para los EE.UU. El tema que abre el disco homónimo, segundo en la discografía de McLean tiene una duración de más de ocho minutos la cual comienza de forma muy tranquila y lenta, acelerándose y tomando ritmo en su mitad y finalizando nuevamente de forma acústica. Que una canción sea la radiografía de la sociedad de un país es una tarea muy difícil de lograr, sin embargo, este tema resume -a su manera- algunos de los hechos más trascendentes que marcaron el pulso de los EE.UU. Muchas estrofas son directas y no requieren de una segunda lectura, mientras que otras necesitan ser miradas con un poco más de atención ya que utiliza metáforas para citar algunos personajes sin utilizar sus nombres.

En la canción algunas de las personas que desfilan en sus menciones son The Rolling Stones, Bob Dylan, Janis Joplin, John Lennon, Karl Marx, The Beatles y la llegada del hombre a la Luna, como así también hechos trágicos que enlutaron al rock y a la sociedad americana como fue el concierto de Altamont brindado por los Stones que tuvo una muerte filmada en el documental “Gimme Shelter” por una gresca entre la cofradía de motoqueros Hell´s Angels y el público. También cita el asesinato macabro que causó Charles Manson a Sharon Tate, esposa del director de cine Roman Polanski junto a otros invitados durante la fiesta que mantenían en su casa, como así también el ya mencionado accidente que sufrió Buddy Holly al caerse la avioneta en la que viajaba.

El disco prosigue con la dulce y arrulladora “Till Tomorrow”, que trasluce y deja ver por su letra la incógnita de un futuro mejor que se plantea McLean sobre el desamor que existe en el mundo. La siguiente canción fue el segundo corte que tuvo el disco y una vez más esta dedicada a una figura con mucha historia en su espalda como es el pintor holandés Vincent Van Gogh. El tema “Vincent” dedicado a uno de los más grandes artistas de la pintura fue injustamente opacado por el éxito que tuvo “American Pie”. Sin embargo es otro de los highlights más interesantes que tiene el Lp. La construcción de la canción tiene una belleza y es perfecta por donde se la mire, desde el tratamiento que tuvo la voz de McLean, pasando por la guitarra y la producción que hubo detrás del mismo, la cual puede sonar simple, despojada de grandes efectos pero tiene esa magia que nos hace pensar que un efecto y un agregado de más la arruinaría.



Estrellada / Noche estrellada / Pinta tu paleta de azul y gris / Dibuja un día de verano /
Con ojos que conocen la oscuridad de mi alma

Sombras en las colinas / Trazan los árboles y los narcisos / Captan la brisa y el frío del invierno /
En colores sobre la nevada tierra de lino

Y ahora comprendo / Lo que tratabas de decirme / Cómo sufriste por tu lucidez /
Y cómo trataste de liberarlos / No escucharon, no sabían cómo / Quizá ahora escucharían…

Noche estrellada / Luminosas flores de brillante resplandor / Torbellino de nubes en la niebla violeta /
Se reflejan en los ojos de porcelana azul de Vincent

Los colores cambian de matiz / Campos matutinos de trigo ámbar / Rostros curtidos por el dolor /
Aplacado por la tierna mano del artista

Ahora comprendo / Lo que tratabas de decirme / Y cómo sufriste por tu lucidez / Y cómo trataste de liberarlos / No escucharon, no sabían cómo / Quizás ahora escucharían / No te podían querer

Aunque aún tu amor era sincero / Y cuando no te quedaba esperanza / En esa noche estrellada / Te quitaste la vida como suelen hacer los amantes / Pero podría haberte dicho, Vincent / Que este mundo no se hizo para alguien tan bello como tú

Noche estrellada / Retratos colgados en salas vacías / Cabezas sin marcos en paredes sin nombre /
Con ojos que observan el mundo y no puede olvidar

Como los extraños que conociste / Harapientos hombres con andrajosas vestimentas /
La espina de plata de sangrante rosa / Yace aplastada y rota en la virgen nieve

Ahora creo que comprendo / Lo que intentaste decirme / Cómo sufriste por tu lucidez /
Y cómo intentabas liberarlos / No te escucharon y te siguen sin escuchar / Quizá nunca lo hagan.



Otra joya intima, esta vez apoyada por el piano es el tema “Crossroads” que una vez más -como todo buen manual del cantautor- muestra a flor de piel los planteos existenciales que se hace una persona a través del camino de su vida.



No tengo nada en mi mente: nada que recordar, / No hay nada que olvidar. y no tengo nada que lamentar, / Pero yo estoy atado en el interior, / Nadie sabe muy bien lo que tengo; / Y sé que en el exterior / Lo que solía ser, ya no lo soy.

Usted sabe que he oído hablar de gente como yo, / Pero nunca he hecho la conexión. / Caminan un camino para liberarlos / Y descubren que han pasado la dirección equivocada.

Pero no hay necesidad de volver atrás / Causa del `todos los caminos llevan a donde estoy. / Y creo que voy a caminar a todos / No importa lo que pudo haber planeado.

¿Te acuerdas de quién era yo? puede que todavía se siente ella? / ¿Puedes encontrar mi dolor? puede curarlo? / A continuación, pon tus manos sobre mí ahora / Y jugar esta oscuridad de mi alma. / Usted es el único capaz de iluminar mi camino. / Sólo tú puedes hacerme todo de nuevo.

Hemos caminado ambos lados de cada calle / A través de todo tipo de clima ventoso. / Pero eso nunca fue nuestra derrota / Mientras que podríamos caminar juntos.

Así que no hay necesidad de volver atrás / Causa del `todos los caminos llevan a donde estamos. / Y creo que vamos a caminar a todos / No importa lo que pudo haber planeado.



El tema a continuación le agrega ritmo al disco y nos despierta de ese pequeño y gratuito paseo que tuvo nuestra mente con las tres canciones anteriores la cual detiene su recorrido en la estación “Winter Wood” y nos trae devuelta a la realidad pero con una brisa otoñal más que invernal a contramano del título que nos sigue alimentando el espíritu.
La siguiente canción, “Empty Chairs”, tiene fragmentos y estrofas que harían incluso hasta al hombre más duro y reacio rendirse ante tanta sinceridad, belleza y demostración de sentimientos por la partida o pérdida de su amor.



Siento el susurro zumbido de una noche sin dormir / lentamente recorrer mis dedos y la brillante luna / con parpadeantes rayos azules que atraviesan el cristal de mi ventana / al igual que las mariposas errantes que bailan alrededor de la llama de una vela

Me pregunto si sabes / que nunca comprendí / que aunque decías que te irías / hasta que lo hiciste nunca pensé que lo harías

La luz de la luna solía bañar los contornos de tu cara / mientras tu pelo castaño caía alrededor de la almohada / Y la fragancia de tus flores descansaba bajo mi cabeza / una corona me deja con el amor que ha muerto

Me pregunto si sabes / que nunca comprendí / que aunque decías que te irías / hasta que lo hiciste nunca pensé que lo harías

Nunca pensé que las palabras que decías eran verdad / nunca pensé que decías lo que querías / nunca supe cuanto te necesité / nunca pensé que te irías, hasta que te fuiste

Las mañanas van las mañanas vienen sin arrepentimientos / y las tardes me traen los recuerdos que no puedo olvidar / Cuartos vacíos que resuenan cuando subo las escaleras / Y la ropa vacía que cubre y cae en sillas vacías

Me pregunto si sabes / que nunca comprendí / que aunque decías que te irías / hasta que lo hiciste nunca pensé que lo harías.



Hasta aquí, predomina -salvando el comienzo con el título homónimo al álbum- aires de melancolía y tristeza, las cuales McLean aleja con la alegre y festiva “Everybody Loves Me, Baby”. Sin embargo, la sonrisa y el momento de jolgorio sólo dura esos más de tres minutos del tema anterior, ya que con “Sister Fatima” y de “Grave” nuevamente vuelve con ese espíritu intimista y confesional que flota a lo largo del álbum. El Lp lo cierra “Babylon”, cuya autoria a diferencia de todas las canciones anteriores lleva la firma del grupo americano The Weavers, un combo de folk tradicional de la década del ´40. Aquí McLean con una construcción vocal y coral casi religiosa cierra una obra que merece ser revisada y valorada por su belleza lírica y musical.

4 Response to "Revisando los Rincones"

ro Says:

Yo no sé si esa frase es tan exagerada... al menos contemporáneamente hablando.

Con respecto a la entrada anterior, la historia de las Shaggs me dio un poquito de terror, tal vez debería deshacerme de ese disco ahora...
Debo asumirlo, lo escuché 4 veces en toda mi vida.

Buen trabajo.

Mocker Says:

Hola Ro!. Lo que decis suena logico tambien. Sin embargo creo que ahora es mas de lo mismo, salvo algunas excepciones... sin embargo como todo, ya esta todo inventado. Por otra parte, si tenes ese disco en cualquier formato CD o Lp te podes hacer unos pesos al venderlo. Esta descatagolgado en serio. 4 veces lo escuchaste? Es suficiente y hasta mucho.... Saludos y gracias por pasar!

Darío Says:

Buen análisis. Veremos el disco. Gracias!

Mocker Says:

Hola Darío, gracias por pasar y dejar tu comentario. El disco es muy bello, recomendable. Saludos!