Revisando los Rincones

Publicado por Mocker , miércoles, 30 de marzo de 2011 13:32

Elliott Smith: "Figure 8" (2000)

Apariencia desprolija -¿sucia?- + canciones depresivas y melancólicas + complejo de incomprensión = Cantautor Indie. Casi como un prejuicio, corremos detrás de esta fórmula cada vez que aparece y/o escuchamos un songwriter contemporáneo. Sin embargo, en algunos casos, esto suele hasta ser una pose y la imagen que quieren crear o personificar algunos. Mas allá que esta suma de características pueda resultar para el lector una suerte de “ninguneo” hacia algunos cantautores, en el caso de Elliott Smith lo que menos se quiere es ningunearlo. Primero porque su postura Indie -venía de los alternativos ´90 con su banda Heatmiser- y su ideología de la industria musical, son totalmente creíbles -dejemos de lado que sus últimos discos fueron lanzados por el sello Dreamworks-, lo segundo, y más importante, porque tenía un gran talento para la construcción de canciones que hablaban entre otras cosas de problemas existenciales, incomprensiones, etc.

Más allá que las temáticas de Smith pueden ser oscuras y depresivas tienen un halo de esperanza y quizás mucho de esto se deba a la dulce, tierna y susurrada voz de él. El siguiente disco, “Figure 8”, fue el último que lanzo antes de su muerte en Octubre de 2003, la cual aún hoy todavía no fue esclarecida si fue un suicidio o un homicidio por parte de su novia. Lo cierto es que se lo encontró tirado en el baño de su casa herido de muerte por un arma blanca. Esas dos puñaladas terminaron con la vida de uno de los mejores cantautores que nos dio el nuevo milenio. Sin embargo, como todo es consecuencia de algo, Smith además de poseer una personalidad altamente influenciable por las depresiones, las mismas pudieron ser agravadas por sus problemas alcohólicos, de drogas, y desilusiones artísticas -fue nominado a un premio Oscar por la canción “Miss Misery”, incluida en la banda sonora del film “En Busca del Destino” de Gus Van Sant- ya que el premio quedó en manos de la mega comercial Celine Dion. Incluso se sintió bastante incómodo durante la ceremonia y en su respectiva actuación sobre el escenario. Smith pertenecía a otro mundo, no era de ese ambiente y pudo haber sentido que la industria musical le pedía algo del cual nunca estuvo en sus planes formar parte de esa maquinaria. Incluso, su trabajo más reconocido en ventas “XO” -cuya traducción significa “Besos y Abrazos”- le causó algunos trastornos a Smith ya que no soportaba la idea de ser tan reconocido y famoso ya que el se consideraba una persona tímida y reservada manejándose más cómodo dentro del underground que lo vio nacer.

“Figure 8” fue su último trabajo en vida, sin embargo a diferencia de lo que muchos pueden llegar a pensar, de que se trata de un disco rodeado de tristeza y oscuridad, es todo lo contrario. Es su álbum más accesible, el más abierto a nuevas texturas musicales, el mejor producido, rodeado de sobregrabaciones, en el cual se puede apreciar elegantes arreglos de cuerdas y armonías vocales. Incluso las letras, siempre melancólicas, se mezclan con otras más optimistas. Hasta el arte de tapa lo mostraba de buen aspecto y los colores utilizados irradiaban optimismo alejándose de los colores oscuros que influenciaron trabajos anteriores. Como dato de color, el fondo de este disco es un mural que se encuentra dibujado en la ciudad de Los Angeles el cual aún hoy se conserva en pie y contiene las firmas y declaraciones de sus fans luego de su muerte.

Volviendo a “Figure 8”, el que desee comenzar a bucear dentro de ese mar de melancolía que es la discografía de Smith, podría empezar con este trabajo ya que es uno de los más logrados y de fácil audición, para luego investigar álbumes anteriores más pesados en contenido pero más despojados y minimalistas en su música. El disco tiene 16 temas que se dejan escuchar de principio a fin sin saltar ninguno, y como todo buen cantautor no tiene un Hit dentro de esta placa. Sin embargo, podemos encariñarnos y encontrar nuestros preferidos como “L.A”, cuya letra transita entre la liberación y la desolación mientras que de fondo suena un pequeño arreglo de cuerdas y un piano de los estudios Abbey Road -el mismo que uso McCartney para “Penny Lanne”- ejecutado por Smith como en la vodevilesca “In The Lost and Found”. Este instrumento ya dice presente en el disco bien desde temprano, con el tema que abre el álbum “Son of Sam”, marcando el hilo conductor de todo el trabajo. Mención aparte merece la construcción del tema “Everything Means Nothing To Me” y el arreglo vocal que posee junto con la muy buena producción y el arreglo de cuerdas.

Las temáticas de Smith son sufridas en sus letras como ante la pérdida de su amor y el deseo por reencontrarla como en “Everything Reminds Me of Her”, pero muchas veces su voz susurrada no sólo transmite tristeza o melancolía sino también esperanza. Otra gran joyita del disco es “Easy Way Out”, una canción con una letra escapista en la que habla que tomar el camino más fácil puede no resultar siempre el correcto. “Stupidity Tries” es un tema que comienza apacible, tranquilo, pero que luego a mitad del mismo tiene un corte bien rockero, con guitarras bien al frente y con un sonido que va in crescendo, el cual marca la diferencia de inmediato con otros trabajos anteriores. Incluso este espíritu rockero también se ve reflejado en “Wouldn´t Mama Be Proud?”. Llegando casi a la recta final del disco Smith se despacha con “Color Bars”, “Happiness The Gondola Man” y “Pretty Mary K”, temas que tienen un dejo de neo psicodélica y cierto experimentalismo, sin despegarse demasiado del formato tradicional de canción. Otra canción que va in-crescendo hasta terminar casi en un jam psicodélica es “Can´t Make a Sound”, la cual nos deja en la puerta del último tema, “Bye”, una canción con un aire lúgubre sostenida por un piano de cola.

Este tema cierra el disco más accesible dentro de la discografía de Smith y con el cual además de lucirse siempre como escritor de buenas canciones, también lo hace como productor y arreglador de temas ya que los instrumentos que ejecuta están tocados exquisitamente, todo esto armonizado por su voz y los arreglos vocales que ante cada canción logran el efecto de emocionarte.

Aún hoy, y más allá que haya grandes cantautores modernos como Sufjan Stevens o Iron & Wine solo por citar algunos, se extraña esa facilidad con la que contaba Elliott Smith para retratar temas penosos, de insatisfacciones, roturas amorosas, problemas existenciales y las vivencias agridulces que nos regala el día a día de la vida pero armonizados con esa dulce y susurrada voz y esos magistrales arreglos, ya sean con sólo una guitarra/piano o sostenidos por una orquesta de fondo. Quizás muchas veces las palabras están de más y lo mejor es sacarse las dudas por uno mismo, escuchar este “Figure 8” y que sirva para encontrase con uno mismo, como si fuéramos los propios cantautores de nuestra vida.

7 Response to "Revisando los Rincones"

ultravivido Says:

Para mi, el mejor disco de Elliott, estimado Mocker. Me pasó que tardé mucho en hacer el "clic" con su musica, pero una vez que me tocó, morí. De acá me quedo con "Everything means nothing to me", "In the lost and found" y "Junk Bond Trader". Sólo me permito disentir en tu consejo de empezar a bucear en la discografía de Smith por "Figure 8". Personalmente me parece su punto más alto, lo dejaría para después de "Xo" o "Either/or". Saludos

Mocker Says:

Hola Ultra, gracias por pasar y detenerte a leer la reseña. Los temas que citas son de mi agrado tambien, especialmente el primero. Por otra parte, "Figure 8" creo que es el mas accesible para el oído que no esta acostumbrado a E. Smith. Sin embargo, para mi gusto los otros estan un escaloncito mas abajo o sea que si el oyente espera econtrarse con otro "Figure 8" va a salir defraudado. Por eso tambien entiendo hacia donde apuntas cuando indicas que se puede dejar a "Figure 8" para el final. Saludos!

Jo Ho !! Says:

Voy a ser sincera, cada vez que paso por este blog conozco algo nuevo..
Muy buena la nota.
estoy escuchando algunos temas y la verdad que me gusta mucho...me identifico con algunos... grax por mostrarme y enseñarme lo desconocido para mi...
besos...

Mocker Says:

Buenas Jo, gracias por pasarte y leer el blog. Bueno bienvenido sea entonces el descubrimiento de nuevos artistas y que estos sirvan para el buen gusto y la identificacion. Por ultimo gracias por los halagos. Saludos!

Darío Says:

"..se extraña esa facilidad con la que contaba Elliott Smith para retratar temas penosos, de insatisfacciones..."

Eso, el tipo no lo hacía como pose. Tenía gran facilidad para mandarse a esas profundidades.

Mocker Says:

Hola Darío, gracias por pasarte y dejar comentario. Totalmente, E. Smith vivía su día a día como un cantautor errante, su vida era tal cual como la expresaban sus letras. No era un personaje creado. Saludos!

Caco Urrutia Says:

Es mi álbum favorito de Elliott, aunque los otros también tienen lo suyo, gracias por el gran trabajo en el blog, hay mucho material que es una joya por acá, felicitaciones